El aceite de oliva y sus propiedades

Las hojas de olivo tienen propiedades antiinflamatorias. El líquido de olivo tiene un efecto vasodilatador, factor que evita la formación de coágulos. También tiene antioxidantes que te ayudan a combatir con los radicales libres.

El consumo periódico de hojas de olivo, puede ser muy eficaz combinado con un tratamiento médico contra los virus y bacterias en ciertos tratamientos de enfermedades originadas.

Uno de los mejores complementos para el tratamiento del colesterol alto son las propias hojas del olivo. Un remedio natural que no tiene ninguna contraindicación y que se puede tomar mediante una infusión de hojas de olivo, para poder nivelar el colesterol y reducir el número de personas que tienen este problema en la población adulta.

Es perfecto e ideal para las personas con las defensas bajas porque previene resfriados y virus, y aumentando la función inmunológica.

Es muy recomendable mantener un control exhaustivo de la presión y en caso de necesario, acudir a un especialista o médico. Beber infusiones de hojas de olivo puede contribuir a mejorar la irregularidad de la tensión en nuestro cuerpo, protegiendo el corazón y el sistema cardiovascular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *